• Los populares logran la rebaja de la contribución con la revisión del catastro, pero no es del 15% como el gobierno socialista vende “y además trata de atribuirse como un logro propio”.
  • Las propuestas planteadas por el PP en la comisión sobre fiscalidad van por buen camino, “de momento se ha conseguido reducir el impuesto de plusvalías y la implantación de un Plan de pago Fácil.
  • El efecto final del lo anunciado ahora por el PSOE en el Ayuntamieno será que se congela la subida prevista del IBI, y no que “baje sustancialmente” hasta que otras medidas tengan efecto.

Tras el anuncio del gobierno local de una rebaja del 15% sobre el impuesto de la contribución, el Partido Popular ha querido advertir a los alcalareños acerca de esta falsedad para evitar confusiones “mal intencionadas e interesadas” por parte del ejecutivo socialista.

el PSOE trata de confundirnos con la supuesta bajada del IBI

El grupo del PSOE trata de confundirnos con la supuesta bajada del IBI

En primer lugar, la rebaja a la que hace alusión el equipo de gobierno, es consecuencia de una medida propuesta por el PP el pasado año para revisar el catastro, medida, que venía a corregir unos valores de referencia que estaban hasta la fecha calculados en virtud a una etapa de bonanza en el sector inmobiliario y que acentuaban, el ya de por si elevado impuesto de la contribución (IBI) en Alcalá.

La trampa del gobierno socialista, o, en el mejor de los casos, “la inexactitud mal intencionada”, es anunciar a los alcalareños que se trata de una rebaja, aparentemente directa sobre el recibo, de un 15%, haciendo únicamente la salvedad, de que dependerá de cada inmueble.

“Pero la verdad es otra”,

aseguran los populares, el logro de la revisión catastral, que ha sido a iniciativa del PP, lo que consigue, teniendo en cuenta que la reducción del 15% se aplica sólo a una parte de la fórmula que calcula cada recibo de la contribución, es frenar la subida a la que estaban destinados los recibos del próximo ejercicio 2016 prevista entre un 6 y un 7%, es decir, prácticamente se alcanzaría

“la congelación del impuesto”.

Por otro lado, “el PP no tiene pensado quedarse ahí”, afirman. Una vez logrado impedir la subida del impuesto, “ahora hay que rebajarlo”. Así, dentro de las medidas ya presentadas en el mes de septiembre por el Grupo Municipal Popular, se integra un plan de rebaja del tipo impositivo que es precisamente,

“el que el alcalde se ha encargado durante los últimos cuatro años de incrementar”.

Actualmente, el tipo se encuentra en un valor cercano al 0,59 y con la rebaja propuesta por el PP quedaría en torno al 0,52, lo que viene a representar una rebaja global de más de tres millones de euros, siendo esta ya si,

“una rebaja directa sobre el recibo que cada alcalareño recibirá en su domicilio el próximo año”.

Además de esto último concreto sobre el IBI, el PP planteó otras tantas medidas encaminadas a rebajar la generalidad de los impuestos locales y a flexibilizar y facilitar a los ciudadanos el pago de los mismos, propuestas y medidas, que de momento van por buen camino en lal comisión de trabajo sobre las ordenanzas fiscales, particularmente, porque han contado con el visto bueno, la bonificación del 95% de la plusvalías en el caso de la transmisión de vivienda ea familiares directos en caso de fallecimiento.

En el mismo sentido, el PP se muestra optimista en que su propuesta para la implantación del denominado Plan Fácil, “podrá salir adelante”, por lo que los alcalareños se beneficiarán de la posibilidad de pagar en varios plazos sus obligaciones tributarias.