• “El convenio con la Junta no sirve para nada y se puede tirar a la basura” es, según una de las familias beneficiadas, la respuesta del ayuntamiento tras cinco años de espera para la rehabilitación de su vivienda.
• Los populares aseguran que el mismo color político en la Junta y en el gobierno alcalareño “más que beneficiar ha perjudicado a los intereses de los ciudadanos”.
• Mª Carmen Hornillo: “La pregunta que hace una de las afectadas es muy sencilla, ¿dónde está el dinero de las ayudas concedidas por la Junta hace cinco años?”.

Mª Carmen Hornillo se ha reunido con los vecinos de la barriada del Castillo quienes, de forma numerosa, han mostrado su apoyo a dos de las familias del barrio que fueron beneficiadas por el programa de rehabilitación de la infravivienda de la Junta de Andalucía hace ya seis años.
Desde entonces, estas familias viven fuera de sus viviendas realojados en otras de propiedad pública, y a día de hoy, la única información que han recibido por parte del gobierno local, según una de las beneficiadas del programa, ha sido que “el convenio con la Junta no sirve para nada y lo pueden tirar, no hay ni un euro”, respuesta dada ayer lunes desde la Delegación de Urbanismo después de que una de las viviendas sufriera el desprendimiento de una pared de ladrillo de la fachada.
Para los populares, la respuesta dada desde Urbanismo, según ha contado la propietaria de una de las viviendas, “es alarmante”, y se deben dar explicaciones inmediatamente, tanto por parte del gobierno local de Alcalá de Guadaíra, como por parte de la Empresa Pública de la Junta de Andalucía, porque si eso es así, y de hecho el tiempo transcurrido desde la adjudicación de las ayudas parece indicar si, “nos encontramos ante lo que se puede considerar, no ya un incumplimiento con los ciudadanos, sino un incumplimiento de carácter legal”, ya que existe un convenio firmado por la administración autonómica en el que se adoptan una serie de compromisos.
Desde el Partido Popular, han recordado que otra de las familias afectadas por los incumplimientos de la administración autonómica, es la que hace tres semanas perdió la casa de realojo a causa de un incendio, y han lamentado que a día de hoy “ni la Junta ni el gobierno local”, le hayan dado una solución ni tan siquiera mostrado la más mínima preocupación por saber dónde están viviendo actualmente.
Mª Carmen Hornillo ha asegurado que el mismo color político en el gobierno alcalareño y en la Junta de Andalucía “más que beneficiar, ha perjudicado los intereses de los ciudadanos”, ya que lejos de suponer más atención por parte de la administración autonómica, “el gobierno de Gutiérrez Limones ha actuado como parapeto y quita vergüenzas de la Junta”.
En este sentido, Hornillo ha afirmado que la pregunta clave, tal y como una de las afectadas se cuestionaba, es que “si ahora no hay dinero para cumplir los convenios y antes si había, dónde está ese dinero?”.