• Los populares exigiremos que la iniciativa aprobada en el pleno de mayo de 2016 para reformar el impuesto IVTM se aplique en las ordenanzas fiscales 2018.

  • El gobierno socialista evitó el dialogo con la oposición para tratar las ordenanzas fiscales de 2018 y ahora esta forzado a buscar el consenso.

Después de que el proyecto unilateral del gobierno socialista para las ordenanzas fiscales de 2018 fuera tumbado en el pleno de la semana pasada, ahora se ve en la obligación de buscar el consenso con el resto de grupos de la oposición y a dialogar, “algo que los socialistas trataron de evitar a toda costa, haciendo recordar los tiempos de mayorías absolutas en los que hacían y deshacían a su antojo”.

Para mañana está prevista la reunión de todos los grupos municipales para tratar las ordenanzas fiscales que se aplicarán el próximo año 2018, por nuestro lado, entre otras cuestiones, plantearemos la aplicación de una iniciativa que llevamos desde el pasado año reivindicando, y es la reforma del impuesto sobre vehículos mixtos, siendo estos en su mayoría, vehículos industriales de pequeños negocios familiares que han visto cómo desde 2016 se les ha incrementado la cuantía del impuesto a prácticamente el doble de lo que venían pagando.

Queremos evitar una subida repentina y no planificada de un impuesto al doble del año anterior.

Queremos evitar una subida repentina y no planificada de un impuesto al doble del año anterior.

Desde el PP ya planteamos esta reforma de la ordenanza IVTM en el pleno de mayo de 2016, y contó con el respaldo de la mayoría de los grupos a excepción del socialista y de Ciudadanos, quienes al parecer no estaban de acuerdo en que las pymes y negocios familiares, fruterías, panaderías, almacenes y el comercio minoritario en general, pudieran tributar por sus furgonetas como vehículos industriales y herramientas de trabajo que son.

Dentro de esta tipología de vehículos, los mixtos, se encuentran tanto los vehículos de carga como los que pueden transportar personas y mercancías, y es ahí donde señalamos que el gobierno socialista, ávido por recaudar, ha encontrado “su coartada” para pasar a cobrar en lugar de una media de 75€ por vehículo, a 150€.

La clásica furgoneta de pequeño tamaño, tiene tantos asientos como un turismo, pero lo lógico, es que un pequeño comerciante emplee un sólo vehículo en su casa, para poder trabajar y para poder ser usado como vehículo familiar, sin embargo, a los socialistas, “no les ha temblado el pulso a la hora de quitarles de un plumazo una de las pocas ventajas fiscales que los comerciantes tenían sobre la más importante de sus herramientas de trabajo, sus vehículos”, cuando además, hay que tener en cuenta que este tipo de vehículos deben de pasar la ITV de forma más constante que un
turismo normal, siendo más costosa.

Solicitaremos en las nuevas ordenanzas que los vehículos mixtos tipo industrial, tengan o no asientos para personas, tributen como vehículos de carga.