Cerramos definitivamente Innovar para evitar futuros despilfarros y acordamos auditar sus cuentas

Shares
  • Nuestro objetivo principal es el cierre de Innovar, “pero a renglón seguido vendrán las responsabilidades por el desastre que costará más de 6 millones de euros a los alcalareños”.
  • La cesión “es la solución menos lesiva” para lograr cerrar uno de los últimos chiringuitos socialistas.
En la Junta General de Innovar celebrada el pasado jueves, en la que se presentaba el proyecto para la cesión global de activos y pasivos de la sociedad al Ayuntamiento, consideramos esta solución “como la menos lesiva para los intereses de la ciudad”, y condicionamos nuestro voto favorable a la contratación de una auditoría externa antes de que sea presentada al Pleno.
Y es que el objetivo principal es el cierre de la empresa pública Innovar, una sociedad que según cálculos aproximados basados en la información parcial de que disponemos sobre ella, son más de seis millones de euros los que esta empresa ha dilapidado de las arcas municipales, y “cada minuto que permanece abierta, el contador sigue en marcha incrementando la factura para los alcalareños”.
Pero desde el PP advertimos al gobierno socialista, que tras el cierre, “a renglón seguido vendrán las responsabilidades por la gestión de la sociedad y el desastre económico que ha supuesto a las cuentas públicas de la ciudad”.
La mejor solución al desastre de Innovar es: asumir lo que por Ley se haría responsable al Ayuntamiento, parando ya que se agrave el agujero y aflorando las verdaderas responsabilidades mediante una auditoría.

La mejor solución al desastre de Innovar es: asumir lo que por Ley se haría responsable al Ayuntamiento, parando ya que se agrave el agujero y aflorando las verdaderas responsabilidades mediante una auditoría.

En este sentido, hemos forzado al Presidente de Innovar, el también Concejal socialista y Delegado de Urbanismo, Salvador Escudero, a que inicie desde el Ayuntamiento los trámites iniciales para la contratación de una auditoría externa, que exigiremos sea encargada a un organismo completamente independiente.
El modelo aprobado por la Junta General, la cesión global de activos y pasivos, supondrá que el Ayuntamiento “herede” todos los inmuebles que disponía, el personal y las deudas. Unos costes importantes para el Ayuntamiento, pero que de otra forma, por la vía del concurso de acreedores hasta su liquidación, hubiera supuesto una batalla judicial durante años, en la que todas las partes habrían salido mucho más perjudicadas.

Por un lado, el Ayuntamiento habría visto en peligro la recuperación de inmuebles como el complejo Ideal, y todo su equipamiento, así como varios solares y naves industriales. Por otro, los trabajadores de la sociedad habrían pasado a la masa concursal, perdiendo con ello la inmensa mayoría de su liquidación por años trabajados. En el caso de los proveedores, se habrían enfrentado a “quitas” sobre la deuda que Innovar mantenía con ellos, siendo algunos de ellos pequeños empresarios de la localidad, que recorriendo el tortuoso camino del concurso de acreedores, podría suponer su hundimiento.

Pero al final del todo, y después de infinidad de litigios muy costosos, lo peor de todo es que según la legislación vigente, en la mayoría de los casos, el Ayuntamiento es subsidiario y solidario con las deudas de una empresa pública, por lo tanto, trabajadores y acreedores, acabarían por ser indemnizados por las arcas municipales costando más aún de lo que con la cesión global terminará costando.

Además de todo esto, otro de nuestros objetivos era el de “rescatar” los servicios públicos que desde Innovar se estaban desarrollando, unos servicios que una vez estén integrados en el Ayuntamiento, serán reestructurados para optimizarlos y mejorarlos, creando además las plazas públicas necesarias y su acceso a través de concurso abierto, que respete el principio de mérito y capacidad, para que cualquiera que esté interesado pueda optar a estas plazas.

Comentarios

comentarios

Publicado en Comunicaciones Etiquetado con: , , , , , , ,

• Esta decisión es "el principio del fin de una de las etapas más negras en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra".
• Desde el Grupo Municipal Popular queremos recordar que los socialistas llegaron a acusar a los populares de que "ACM era todo invento del PP"

- Ante la noticia sobre la causa abierta a Gutiérrez Limones por el Tribunal Superior de Justicia, desde el Grupo Municipal Popular, expresamos nuestra satisfacción, ya que ha sido un recorrido hasta llegar a este punto "largo y arduo, con un PSOE cerrado herméticamente y negándolo todo".
- Tanto es así, que recordemos que en las etapas iniciales del caso, los socialistas llegaron a acusar al PP "de inventarse el caso ACM", incluso, que con las mentiras de los populares se manchaba el nombre de Alcalá de Guadaíra.
- Así, con este nuevo paso en proceso judicial contra uno de los casos de corrupción más graves de la historia de Alcalá, "queda meridianamente claro que quien manchaba el nombre de Alcalá, fueron aquellos responsables políticos y sus cómplices en las empresas públicas como ACM que según informes de la Guardia Civil, malversaron el dinero de los alcalareños".
Salvaguardando la presunción de inocencia, y a sabiendas de que el proceso que ahora se inicia "sigue siendo largo y difícil", valoramos esta noticia como un gran paso para conocer la verdad.
- En este sentido, el Grupo de Concejales del Partido Popular, ha señalado que gracias a la denuncia que originó todo este proceso, las autoridades investigadoras y la justicia, "al final todo se sabrá y quedará claro", y que esta decisión tomada por el Tribunal Superior representa "el principio del fin de una de las etapas más negras en el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra".
... See MoreSee Less

View on Facebook

• La dimisión de dos de sus concejales aumenta el desgobierno del Ayuntamiento donde el PSOE está dedicado a sus batallas personales y no a atender las necesidades de los ciudadanos.
• Tendremos que plantear a la oposición medidas relevantes si no se pone fin al desgobierno de Alcalá.

- Desde el PP de Alcalá estamos muy preocupado por la situación que el PSOE con la alcaldesa, Ana Isabel Jiménez, a la cabeza han creado en el Ayuntamiento. Las luchas de poder que mantienen los socialistas de Alcalá, han convertido al Consistorio en un campo de batalla de intereses personales y esto se traduce en la paralización de toda iniciativa de gestión tanto del día a día, como de planificación del futuro.

- Lo último ha sido la dimisión de dos concejales del gobierno municipal, responsables de áreas de gran importancia para la gestión de la ciudad: Desarrollo, Urbanismo, Hacienda o Personal están actualmente descabezadas por la marcha de sus responsables Salvador Escudero y Elena Álvarez. Decisiones clave para la ciudad quedarán postergadas mientras se nombra a los nuevos concejales y nos tememos que los ciudadanos tendrán que pagar por esta situación con la complicación, aún mayor de trámites cotidianos.

- La responsabilidad de la alcaldesa en la situación actual es total. Ha trasladado al Ayuntamiento su lucha por hacerse con el control del partido. No ha sabido crear equipo y poner a trabajar a sus concejales, mostrándose incapaz de llegar acuerdos con sus propios compañeros de partido por el bien de Alcalá y en ocasiones limitando su capacidad para trabajar y tomar decisiones. Sólo se apoya en dos de ellos y en sus asesores y el gobierno de una ciudad como Alcalá no puede recaer en un número tan limitado de personas. La prueba es que no se toman decisiones, no se ejecutan proyectos, no hay un plan de futuro para la localidad.
.
- Por ello, pedimos responsabilidad a la alcaldesa, que ponga orden en su partido y su gobierno y que pare el triste espectáculo que Alcalá está dando por las luchas de poder entre personas. Porque en el PP tememos que estas dos sean las primeras de una cascada de dimisiones, ya que aún quedan en el gobierno municipal cuatro concejales que se oponen a la alcaldesa y que así lo han manifestado claramente.

- Si Ana Isabel Jiménez, no es capaz de poner orden en sus propias filas, entre sus propios concejales y en el Ayuntamiento y se pone a trabajar por Alcalá, el PP tendrá que hablar con la oposición para entre todos tomar medidas que eviten la total parálisis de la ciudad a que la alcaldesa ha condenado Alcalá, mientras ella se dedica a cuestiones de poder en su partido.
... See MoreSee Less

View on Facebook

Tweets recientes

Shares